miércoles, 30 de septiembre de 2009

Días muertos


Hay días que nacen muertos, como nació nuestra guerra que disimulaba la necesidad de buscarnos tras telón.
Días que vienen oscuros, cadáveres de la noche anterior, paridos con una noche clavada de antemano en su existencia
desde que inician son el presagio de su propio final.

Esos días pareciera que nunca terminan
quizá porque nunca lograron empezar por completo.
Son como vos y yo
Les falta algo esencial descontinuado por las fábricas modernas que escupen toneladas de comodidad
ordenada dentro de esas simétricas cajas que oscurecen el agudo filo de sus esquinas mudas,
todo para esconder todas las dudas que brotaron con los primeros vellos de tu sexo solitario
Algo que quizá existe ya, pero necesitamos (re)encontrar.
Están obsoletos, por eso siempre se los ve como un tropiezo renco y testarudo
Sorteándose entre las rastras y el paso firme.

Ves, son como vos y yo que escribimos con un signo de caducidad en esta mueca,
siempre con la sonrisa puesta en la puerta de entrada y la garganta anudada detrás de la persiana que se cierra,
coleccionando homenajes a la tristeza y apilándolos en el huequito del vacío interior,
Amaneciendo siempre entre tantos otros días muertos carentes de sol.

lunes, 14 de septiembre de 2009

Básica I

Básicamente estoy inmóvil, quieta

viendo esta inútil línea de puente

básicamente me quedé aquí,

ya no estoy muerta, ahora, sospecho

que olvidé como vivir.

Así estoy: fundamental como pan duro, unitaria,

radical, necesaria así como el primer paso para

arriesgarse a emprender un viaje.

Primigenia, redonda, más bien una esfera infinita,

impenetrable, inamovible por dentro porque ya

todo está en caos, desperdigada por el cemento

que cubre el zacate.

Básicamente solo soy yo

aquí en cualquier sitio de esos

caminando, pensando, sintiendo,

mal-diciendo, escribiendo, respirando,

siendo sin llegar a ser algo.

Creo que solo estoy, aunque ando

en movimiento (circular sobre los mismos

rieles herrumbrados).

Básicamente algunas veces me asalta el

recuerdo

y todas las demás no sé muy bien a dónde estoy.